En esta temporada de temporal y temperaturas gélidas tenemos que darnos cuenta que tanto el viento, como la lluvia son un problema típico de todas las cubiertas y los tejados, pero la nieve en el tejado es en realidad uno de los mayores causantes de desajustes en las tejas y en ocasiones es la nieve en el tejado la cual fractura partes de estas tejas por las cuales se filtra el agua y forman la goteras en el tejado.

Por esta razón una vez el tiempo mejore debemos realizar un vistazo a toda la superficie techada para saber el estado del tejado y de sus tejas realizando un mantenimiento exhaustivo de toda las partes que configuran el tejado y en especial realizar un mantenimiento de las tejas por si estas se han movido o fracturado después de esta nieve en el tejado.

Hay que tener en cuenta que muchos de los tejado soportan gran cantidad de peso añadido y por esta razón se suele producir desplazamientos y corrimientos de nieve en el tejado lo que ocasiona que se puedan arrastrar las tejas con la fuerza de tanta cantidad de nieve.

Tejados-teycu-header

Podemos decir que el proceso es muy parecido al que hace un glaciar por un valle o poniendo símiles digamos que es como una avalancha que arrastra arboles por la ladera de una alta montaña.

Una vez las nieves se despejen es necesario realizar un vistazo sobre la zona aunque es cierto que si se han roto tejas o hay aperturas y el deshielo es bastante grande puede que ya notemos en el interior del hogar cierta humedad que no es normal, este es un primer indicativo del posible desperfecto en nuestra cubierta o tejado, de esta manera debemos saber el estado de nuestro tejado después de esta temporada de nieve, hielo, lluvia y viento en toda la península ibérica.