El invierno es una época en la que tanto por la nieve, el viento o la lluvia hace que el tejado sufra de forma particular en invierno y por lo tanto es una etapa muy prolífica para que todo tipo de desperfectos en el tejado sucedan y con mas facilidad de lo que parece en tejados antiguos o en tejados que no han sido revisados y se ha inspeccionado para hacer el mantenimiento del tejado necesario.

Hay muchas causas por la que debemos de revisar el tejado, pero es cierto que según la zona en la que vivimos y el tipo de inclemencias que estas tienen hacen que haya un tipo de desperfectos en el tejado mas típicos y normales que otros.

Por ejemplo en lugares de grandes y copiosas nevadas es sencillo que en los hogares con canaletas colgantes que no tienen refuerzos es muy posible que con el peso de la nieve estas canaletas sufran y al final se desprendan.

En lugares con mucho viento siempre orientado hacia el mismo lugar se pueden producir desperfectos en el tejado vinculados con esa corriente que siempre afecta a una parte en particular.

En terrazas se suelen producir estancamientos por problemas en los sistemas de evacuación por que con el tiempo lo mas probable es que se produzca una gotera en la terraza que a la larga puede provocar males mayores dentro de la estructura del tejado.

mantenimiento de tejados con nieve

Por esta razón se suele siempre que se puede realizar una inspección rutinaria durante otoño y así a su vez se aprovecha a limpiar de hojas y suciedad acumulada en verano y otoño y a su vez tenemos seguro que no habrá problemas durante el invierno.

Una vez llegan los días mas cálidos de la primavera se vuelve a realizar un mantenimiento lógico del tejado para ver los desperfectos en el tejado causados durante el invierno.