Una vez han pasado los calores del verano y empieza a venir el mal tiempo con sus lluvias y la nieve es momento de revisar el tejado en Madrid antes de que el invierno llegue con más fuerza y después sea mucho más complejo revisar y reparar el tejado, la cubierta o la terraza.