Muchas casas de campo o en pueblos tienen tejados antiguos que aunque la estructura es robusta los materiales y la conformación del tejado no están renovadas y perdemos mucho calor por la cubierta haciendo de esas casas lugares donde vivir suele ser incomodo por el frío y la humedad.

Al actualizar tu tejado se puede conseguir que el calor se mantenga en la casa haciendo de estos lugares mucho mejor para habitarlo, en algunas ocasiones se debe cambiar las tejas y cambiarlas por tejas nuevas, en otros casos se puede utilizar panel sandwich que ya posee diferentes capas que crean el aislamiento necesarios.

La gran mayoría de las veces necesitamos implementar placas de aislamiento entre las tejas y la cubierta o por dentro del acabado de madera dentro de la casa para intentar tapar cada minúsculo lugar donde se pueda marchar el calor.

Estas reformas pueden ser integrales o simplemente implementar los materiales de aislamiento dentro o fuera de la cubierta y terminar con los pequeños remates en el exterior, haciendo así una cubierta firme y con gran capacidad para retener el calor dentro de la casa.

Una vez insertados todos los cambios en el tejado deberemos notar con facilidad el cambio, aunque debemos recordar que las ventanas suele ser otro foco por donde perdemos calor en la casa y es otro punto que debemos tener siempre muy en cuenta a la hora de conseguir que nuestra casa tenga una capacidad de aislamiento con el exterior lo suficiente para que la vida sea cómoda en ella.

Si tienes una casa en el campo o en el pueblo y te gustaría actualizarla para hacerla mejor y más habitable te recomendamos que te pongas en manos de un profesional en los tejados y las cubiertas para que obtengas el mejor asesoramiento posible a la hora de hacer la rehabilitación.